MOLINOS DE AGUA


En todos los pueblos de Omaña Alta existían uno o varios molinos de agua con los que los omañeses obtenían harina triturando el grano de centeno, trigo o cebada. Los molinos eran familiares o comunales, pertenecientes a una sociedad civil que formaban los vecinos y en los que los derechos de “molienda” eran administrados en días u horas y adquiridos por venta o por herencias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad